Harley Davidson Street Glide la autentica Bagger

“En esta ocasión tenemos la oportunidad de probar la Harley Davidson Street Glide Special, una moto simplemente impresionante, una estética inconfundible, un sonido muy característico”.


Por: Oscar Gómez Almendro Twitter/Facebook/Instagram: @OscarBikeGP


El modelo que probamos es todo un icono de las motos de este segmento, las Bagger, tienen unas características muy concretas, la estética con maletas laterales, no demasiado grandes las diferencian de sus hermas Touring.




Es una pura Bagger, muy similar a la Road Glide, pertenecientes ambas a la misma familia pero con caracteres diferenciados, la Road tiene un carenado fijo, no se mueve a la par que el manillar y es algo más anguloso.





Una de las señas de identidad de este motor bi cilíndrico, denominado 114, por ser las pulgadas que cubica, es su sonido inconfundible, es cierto que con las nuevas normas europeas (Euro5) su sonido se ha “apaciguado” un poco, pero si le retuerces un poco el puño derecho, rugirá con su tono habitual.



En cuanto quitas la pata de cabra y le das al botón de arranque, notas cada golpe de los pistones en el estómago y muchas cabezas se giraran a mirar de donde sale el estrepito, en este caso me dejaron un modelo con un color verde mate muy militar que le da un aire aún más robusto, da la sensación que esta sacada de la segunda guerra mundial.



Es una verdadera delicia abrir gas y notar como la rueda trasera quiere adelantarte, no es una moto para ir muy rápido, sino para disfrutar del camino, además estate por seguro que más de uno querrá sacarle una foto, hay muchos modelos de Harley que son más “llamativos” por sus cromados y demás, pero este modelo en concreto no deslumbra por el cromo, sino por su sobriedad y apariencia de moto robusta.




Las cifras son abrumadoras, empezamos con el motos, como decía 114 pulgadas, o lo que es lo mismo 1.868 cc, dos cilindros con doble árbol de levas, inyección electrónica ESPFI rinde casi 94 Cv, pero sobre todo llama la atención su par, 158 Nm, una verdadera patada en los semáforos.






Vamos con la parte delantera y vemos la horquilla, es realmente gruesa, se trata de una horquilla telescópica de 49mm y 117mm de recorrido de Showa, al ser de este tipo y pintadas de negro hacen que resalten muchísimo.



La frenada en ambos casos, tanto delante como detrás, va a cargo a discos Brembo de 4 pistones con discos de 300 mm, la diferencia es que delante monta 2 flotantes y en la parte trasera solo uno, frenada contundente para una moto con mucho “cuerpo”.



La amortiguación trasera va montada sobre un basculante de doble brazo de acero, son dos amortiguadores con un recorrido de 54,6 mm y se son ajustables por aire, tendrás que esforzarte para poder verlos, ya que con las dos maletas estos y el disco trasero quedan prácticamente ocultos.



Sus dimensiones son también de cuidado, se trata de una moto muy baja, el asiento se encuentra a 690mm del suelo, lo que te facilitará algo el mover sus 375Kg en parado, eso sí es bastante larga, 2.425mm, una vez llenes su depósito tendrás que empujar con ganas para moverla al aparcar.



El cuadro está a la altura del conjunto, con una parte analógica y otra digital, con una pantalla táctil en la que tendrás el GPS, tu teléfono, la información de mantenimiento de la moto y todo ello lo controlas, además de con la pantalla, desde los pulsadores de las piñas, también controlas el equipo de música.



Estéticamente destacan, su carenado frontal, denominado Batwing con las tomas Splitstream, con estas reduce ostensiblemente las turbulencias del viento, las maletas alargadas y bajas lo que ayuda a darle un perfil Bagger increíble, el asiento a dos alturas, el pasajero con la caída del mismo será bienvenido en trayectos no demasiado largos y un sistema de multimedia denominado Bomm Box GTS, con pantalla táctil navegado, conexión al móvil.


La conducción es todo lo que se espera de una Harley Davidson de este calibre, contundente en las aceleraciones, con un par que notaras al instante cuando gires el acelerador, no es una moto para correr ni para ir con prisas, pero aun así su motor bicilindro 114 alcanza una velocidad, que digamos supera sobradamente los límites legales.

33 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo