Kawasaki Vulcan 650 S, una custom fuera de lo normal.

Actualizado: 16 mar

“Esta vez os traigo un moto que puede ser una de las mejores opciones de todos los que se acercan por primera vez a las motos, se trata de la Kawasaki Vulcan 650 S, una moto ideal si buscas tu primera moto con el A2 y con un precio mas que competitivo”.


Por: Oscar Gómez Almendro Twitter/Facebook/Instagram: @OscarBikeGP





La Kawasaki Vulcan 650 S es uno de los modelos que la fábrica de Tokio desde que se presentó allá por 2015, una moto de prestaciones lógicas, con un equipamiento más que suficiente y con un precio muy contenido, lo que la hace muy atractiva para una primera moto.




La estética, aunque se semeja aúna custom, no se encasilla en un segmento, ya que sus geometrías la a hacen más polivalente, además monta un motor dócil y muy fácil de llevar, es un bi cilíndrico en línea de 650cc, refrigeración líquida y rinde 61 C.V y llega hasta un velocidad máxima por encima de la legal, sobrepasa los 160 Km/.



El chasis es tubular de tipo de Doble viga de acero de alta resistencia, en este modelo se han suprimido los cromados típico de estas motos y se opta por un negro mate que la hace aún más atractiva.



Las suspensiones están, en la parte delantera a cargo de una horquilla invertida telescópica de 41 mm, un recorrido de 131 mm y ajustable en 7 posiciones, la trasera se monta en un basculante de acero de doble brazo y lo hace en un lateral, se trata de un único amortiguador de 80 mm de recorrido y también ajustable en 7 posiciones.




La frenada está a cargo de dos discos, uno delantero de 300 mm con pinza de dos pistones de la marca Nissin y otro trasero de 250 mm también con pinza de la misma marca pero de un solo pistón, ambos casos con ABS.



El cuadro de la moto tiene dos partes bien diferenciadas, combinando una parte analógica y otra digital.



La electrónica en este tipo de motos es algo limitara, pero con la suave respuesta del moto y los CV de los que dispone, no son necesarios los modos de conducción, el TC…..






Las medidas de la moto, son como el resto de la misma, muy comedidas, un peso de 229 Kg una longitud máxima de 2310 mm entre ejes, pero sobretodo una altura del asiento de 705 mm te facilitaran mucho las maniobras.





El depósito cúbica 14 litros, que a priori puede parecer poco, pero con el consumo tan reducido que tiene este motor ni cilíndrico, es más que suficiente.



Las sensaciones sobre la moto son las esperadas, una ergonomía que te hace sentir cómodo desde el primer Km, una moto baja, no muy pesada y con una cantidad de Cv fácilmente controlables y utilizables.



El uso diario es magnífico, se mueve muy bien en calles y carreteras con mucho tráfico, es ágil y con las medidas de su manillar hacen que pases fácilmente entre los coches.




En autovía los 61 Cv la hacen alcanzar fácilmente la velocidad legal, llegando incluso a los 160 Km/h, eso si no es su forma óptima de circular, es una moto pensada para rutas tranquilas y sobre todo para un piloto novel que quiere comenzar en el mundo de las motos.



No dudéis en pasar por un concesionario Kawasaki y solicitar una prueba, además podrás ver los diferentes acabados, con colores como el granate de la prueba de hoy, así como un combinación de gris oscuro y verde “Kawa”.

13 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo