Suzuki GSX S 1000 GT, la Gran Turismo de la casa de Hamamatsu.

Actualizado: 27 sept

"Esta semana he tenido la oportunidad de DISFRUTAR y lo pongo en mayúsculas por algo, de una moto que faltaba en el catálogo de Suzuki, se trata de la Suzuki Gsx 1000 GT, una verdadera revolución y evolución, si la comparamos con la Gsx S1000 F".


Por: Oscar Gómez Almendro Twitter/Facebook/Instagram: @OscarBikeGP




La base de la moto es la más que exitosas Gsxs1000, con un motor que viene de las anteriores GSXRR, eso sí con algunos cambios para acercarla al público más rutero, los cuales van más allá que los nuevos carenados.






Hagamos un visión general de la moto y de sus cifras, un precio de algo masa de 15.000 € un peso de 226 Kg, con un depósito de 19 litros y un consumo que oscilará según tu forma de pilotar, pero rondará con facilidad los 5 litros., una altura de asiento de 810mm y un largo total de 2.140 mm.



El motor es un cuatro en línea de 999cc, que es el mismo que su hermana sin carenado, la S 1000, que a su vez monta el motor del modelo “circuitero”, la GSXR 1000RR, solo que con algunos C.V. menos, en este caso rinde 152, lo que hace que este motor sea más dócil y mejor adaptado para el uso de este nuevo modelo, enfocado a un pilotaje más turístico.



Este nuevo modelo de Suzuki es una gran novedad que cubre un segmento que no tenía muy explotado, por varios motivos uno de ellos es la versatilidad, ya que se trata de una moto que podrás utilizar a diario o para largar rutas, ya que su manillar ancho y alto, pero sin despreciar el pilotaje más deportivo.



Echando un vistazo a la parte frontal de esta Suzuki GSX S 1000 GT, vemos que las diferencias con su predecesora, la S1000F, son más que obvios y eran necesarios, por estética, pero sobre todo por necesidad, la nueva aerodinámica de sus carenados va mucho más allá de cubrir el expediente, es muy efectivo.




La iluminación es full led y le da una estética mucho más deportiva, con un afilado frontal, con una pantalla baja, (hay disponible como opción una más elevada) le dan el toque deportivo.




Los ojos se nos van a una horquilla dorada impresionante, se trata de una horquilla invertida de la marca Kayaba de 43 mm, total-mente regulable.

La amortiguación trasera va a cuenta de un mono amortiguador con sistema progresivo “link Type”, este es regulable en extensión y precarga del muelle.



Para la frenada, delante monta dos discos flotantes de 310mm con pinzas mono bloque de cuatro pistones de la marca Brembo y ABS, detrás monta un solo disco de 250 mm con pinza mono pistón de la marca Nissin.



La electrónica es otro aspecto que han mejorado para esta Suzuki GSX S1000, todo pensado para que adaptes la moto a cada momento y situación en la que lo hagas, monta el nuevo sistema de conducción inteligente de Suzuki (S.I.R.S), podrás optar por tres tipos de modo de conducción (SDMS) entre A,B y C, con mapas de potencia muy diferentes, según necesites por las condiciones de la carretera, control de tracción en cinco niveles y des conectable, estos van del 1 al 5 y a mayor número mayor intrusión de la electrónica, asistente de cambio rápido bidireccional (Quickshifter) no necesitas accionar el embrague para subir o bajar marchas, arranque fácil, asistente a bajas RPM, acelerador electrónico y control de velocidad de crucero.




Uno de los puntos que más necesitaba cambiar Suzuki en sus modelos es el cuadro de mandos, la competencia hace tiempo que tiene conectividad al móvil y con pantallas TFT a color, en este modelo por fin llego la esperada nueva pantalla, clara, con todos los datos que necesitas, pero sin volverte loco buscando la información, puedes cambiar los modos de conducción desde la piña y es de 6 pulgadas con antirreflejos.




Las mejoras para ser una moto más turísticas llegan también a las geometrías y a las suspensiones, la altura del asiento es de 810mm lo que la hace asequible aunque tu altura no llegue al 1,70 cm, la estriberas del piloto han sido bajadas con respecto al modelo naked, con lo que logras una mayor comodidad a la hora de circular, esta tiene, tanto en las delanteras como en las del pasajero un recubrimiento de goma que reducen las vibraciones en los largos recorridos.



El diseño del carenado está muy estudiado y no se parece en nada al de su antecesora la F, aquella montaba un simple careando “acoplado” a una S1000 naked, este tiene mucho más estudiada aerodinámica, además integra perfectamente en el frontal la iluminación led, lo que logra un aspecto muy atractivo.




La posición de conducción se siente muy cómoda desde el primer momento, el manillar es bastante ancho y elevado, como el del modelo S y con ello logra que los cambios de dirección sean muy fáciles y rápidos.



Su zona de confort son sin duda las autovías, donde con el kit de pantalla elevado, la protección será total, a esto también ayudan los nuevos espejo que hacen prácticamente el trabajo de un cubre manetas, esta altura te será también muy útil para circular por ciudad, ya que salvaras fácilmente los espejos retrovisores de los coches.




La utilización sport no es su fuerte, pero subiendo el régimen de giro del motor y con el mapa A, es el que da la potencia con un mayor pico en su gráfica, seguro que la disfrutas y mucho, es cierto que si pilotas de forma más “brusca” con fuertes aceleraciones y fuertes frenadas, primero el consumo como es lógico se dispara y puedes notar que la frenada delantera queda algo corta.



En general el trabajo de los de Hamamatsu se ha notado y mucho en este nuevo modelo, logrando una conjunción entre moto turística y sport perfecta, este modelo entrara en la cabeza incluso los que piensan en una maxi trail, que muchas veces no es la mejor opción, de todas formas mi consejo es que pases por cualquier concesionario Suzuki y la veas en directo, la moto en vivo gana muchísimo.



154 visualizaciones0 comentarios